allanado de pisos en concreto

El propósito del allanado es el de producir una superficie dura, densa y lisa. Es realizado inmediatamente después del flotado. Además el allanado al crear una superficie dura y densa, mejora la resistencia a la abrasión de la superficie. El mortero superficial en un piso industrial allanado tendrá una relación aguacemento baja, producto del proceso de allanado que expulsa el agua y aire libre de la losa. Cuando se analizan núcleos de concreto con acabado allanado o pulido, existe una diferencia de color en la superficie de alrededor de 3 mm (1/8 pulg.) con el resto del núcleo de concreto; la capa de mortero más oscuro representa una relación de agua-cemento menor.

El proceso de allanado o pulido mecánico es similar al flotado con medios mecánicos, excepto que en el primero, el acabado se realiza con una menor área de contacto, es decir, que se realiza con las aspas de pulido de las allanadoras mecánicas. La llana metálica o las aspas deben ser inclinadas con el propósito de ejercerle mayor presión a la superficie de la losa. Generalmente, una inclinación mayor producirá una superficie más lisa y densa. El allanado mecánico debe comenzar cuando el exceso de humedad traído a la superficie por el flotado inicial haya desaparecido de la superficie y cuando no presente un estado muy visible de plasticidad (o pegajoso). El tiempo adecuado de espera entre el flotado y el allanado, depende del diseño de mezcla y las condiciones atmosféricas predominantes del lugar.

El proceso de allanado o pulido debe hacerse siguiendo un cierto patrón sistemático. Normalmente se requieren 2 o más pasadas para incrementar la compactación de finos en la superficie y resultar en mayor resistencia a la abrasión. Además se deberá dar un cierto tiempo entre cada pasada para dejar endurecer el concreto y desaparezca el brillo de agua. Se recomienda incrementar la inclinación de las aspas en cada pasada para ejercer presión adicional mientras el concreto endurece y también se recomienda hacer cada pasada en dirección opuesta a la anterior.